14 Abr 2022

Teología Elemental: Communicatio Idiomatum

water droplet in shallow photo
Por Dr. J. Alberto Paredes

Siguiendo las recomendaciones de un mentor, de vez en cuando me daré a la tarea de escribir una breve introducción a algunos términos técnicos que forman parte de las creencias más elementales de nuestra teología. Trataré de explicar una idea teológica de la forma más sencilla posible y en menos de 800 palabras (comenzando ahora).

Communicatio Idiomatum

¿¡Communi…qué!? No te asustes. Communicatio Idiomatum es el término técnico para lo que en teología se conoce como ‘comunicación de las propiedades’. Para que todo esto haga sentido, será bueno comenzar recordando que Jesucristo es una sola persona que posee dos naturalezas (Unión Hipostática). La segunda persona de la Trinidad, ha existido eternamente. Sin embargo, en cuanto a su naturaleza humana, ésta tuvo su origen en la encarnación. A partir de ese momento, la humanidad se enfrentaría con un ser único: Jesús, verdadero Dios, verdadero hombre.

Parte del problema cristológico (del estudio de la persona de Cristo) es que es difícil encontrar un lenguaje apropiado para expresar la forma como estas dos naturalezas se relacionan. Esto es lo que hace el communicatio idiomatum. La Biblia en ocasiones puede atribuir cualquier propiedad de cualquier naturaleza a la persona de Cristo, pero no necesariamente a la otra naturaleza.

Aquí las cosas se comienzan a complicar. La forma más fácil de entender esto es con ejemplos bíblicos. En ocasiones, parece ser que lo que la Biblia dice de Jesús aplica solo a una naturaleza: que él antes de Abraham, ya era (Jn 8:58) o que tuvo hambre (Mat 4:2) por poner algunos ejemplos. En estos casos, lo que se dice acerca de una de las naturalezas de Cristo se dice acerca de su persona. Esto no quiere decir que Dios, como Dios, tuvo hambre; o que Jesús como Dios-hombre encarnado ya se encontraba en ese estado antes de Abraham. En otras ocasiones, parece hablar de Dios como un ser que tiene propiedades que corresponden únicamente a la naturaleza humana: es un Dios que compró a la iglesia con su propia sangre (Hec 20:28), o que fue crucificado (1 Co 2:8). Esto tampoco quiere decir que Dios, como Dios, sangra o que la Trinidad fue crucificada.

¿Cómo interpretamos estos pasajes? Creo que la comunicación de las propiedades tiene un propósito especialmente didáctico en la Escritura. Por un lado, debemos entender que siempre se está hablando del Jesús el theanthropos (el Dios-hombre). Por otro lado, en ocasiones alguna de sus naturalezas se enfatiza (en el texto) más que la otra. No quiere decir que su naturaleza propiamente fluctúa entre lo humano y lo divino, sino que el autor desea llamar nuestra atención a un aspecto especial de la persona de Jesús. En los textos como Hechos 28:20, 1 Corintios 2:8, y Juan 8:58, los autores nos dicen: ¡Jesús es divino! En textos como Mateo 4:2, nos dicen: ¡Jesús es humano! Esto reafirma lo que confesamos acerca de Jesús, es verdaderamente Dios, y verdaderamente hombre.

Una Breve Aplicación: el Extra Calvinisticum y Theotokos

Una aplicación inmediata se ve en nuestra teología de la Cena del Señor. La mayor parte del mundo reformado afirma que Cristo se encuentra espiritualmente presente en los elementos, pero físicamente se encuentra a la derecha del Padre en lo alto. En otras palabras, los reformados sostenemos que lo finito no puede contener a lo infinito. De modo que la naturaleza humana de Jesús está confinada a su cuerpo humano, pero no así su naturaleza divina. A esto se le conoce como Extra Calvinisticum. Por ende, Cristo puede estar espiritualmente presente en la cena. La iglesia luterana, por otro lado, sostiene que las propiedades de cada naturaleza se comparten siempre por la persona, por lo que el Dios-hombre, Jesus, puede ser omnipresente. Esto se evidencia en su entendimiento de la cena como un sacramento en el que Jesús está físicamente presente en, dentro, y bajo los elementos. Esto es una confusión entre las propiedades de la naturalezas divina y humana de Jesús.

Finalmente, otro buen ejemplo de cómo la iglesia ha sostenido y utilizado de forma didáctica el communicatio, es en la doctrina de María como Theotokos, madre de Dios. La doctrina del Theotokos no enseña que Dios tuvo un origen, o que María es divina. Esta doctrina afirma que Jesús es Dios, pero al mismo tiempo, Jesús tuvo una madre terrenal que fue María, esposa de José. De ese modo, afirma a la vez las naturalezas divina y humana de Jesús.

En fin, el tener el communicatio idiomatum presente nos ayuda a recordar que Jesus es una sola persona en la que coexisten bien unidas dos naturalezas, las cuales no se mezclan ni confunden, sino que mantienen cada una sus propiedades. Además, siendo que los primeros cristianos entendieron e hicieron uso de esta doctrina, es esencial que nosotros la conozcamos para entender la Biblia y los documentos del cristianismo primitivo.

Médico graduado de la Universidad Anáhuac Mayab. Director y Fundador de Enviados México. Estudiante de Maestrías en Divinidades y en Estudios Teológicos del Seminario Teológico Reformado de Charlotte, Carolina del Norte. Ha publicado entradas en otros ministerios como Dios es Santo; y artículos oficiales en el Christian Research Institute. Pasión creciente por la Palabra, y pasión por su país. Promoviendo la Reforma en México, Por Su Gracia…Para su Gloria.

Otros artículos

abstract art cobweb connection
Académico

El Problema Sinóptico

¿Cuál es la Relación Literaria entre los Evangelios? La relación literaria entre los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos, Lucas) ha cautivado

Nota Informativa:

Estimado lector:

El siguiente comunicado es para recordar que nuestro sitio web esta en proceso de actualización, por lo que solicitamos sus oraciones.

Esperamos concluir el proceso en Octubre 2020, por lo que en el transcurso puede experimentar inoportunos cambios en el formato.

Si necesita alguna asistencia, no dude en contactarnos.