5 Ene 2019

Objeciones al Dios de la Biblia II

Si abrazamos la teoría de la evolución, aceptamos no sólo que la existencia de Dios es innecesaria y que el hombre no tiene un propósito mayor para vivir, sino también que la moralidad no tiene sentido
Por Pbro. Luis García

Objeción 2: La existencia de Dios es contradictoria a la ciencia e innecesaria.

Otra de las objeciones que se han levantado contra el Dios de las Escrituras es la que sostiene que su existencia es innecesaria y contradictoria a la realidad física. ¿Cómo presentan estas personas su postura? Por lo general, lo hacen de la siguiente manera:

  • Argumentan que las teorías que explican el origen del universo, de la vida y del hombre son las teorías del Big Bang y de la macro evolución que en términos generales pueden resumirse así:
    • hace unos 13,800,000,000 años atrás, existió un punto de singularidad compuesto de partículas químicas mezcladas con energía y luz que habían existido eternamente en un estado inerte. Luego, estas pequeñas partículas se agruparon espontáneamente formando átomos (al parecer se «cansaron» de estar sin actividad), los cuales también se juntaron entre ellos y al pasó de muchos años estas uniones químicas formaron las estrellas y las galaxias y eventualmente se formó el planeta tierra.
    • En el planeta tierra llegó el tiempo en que ciertos organismos fueron desarrollándose en formas más complejas hasta que un día (un día de «suerte») estas formas complejas se ordenaron y organizaron, sin dirección divina, en una célula viviente.
    • Esta célula viva se reprodujo a sí misma y con el paso del tiempo hubo mutaciones o variantes genéticas en las nuevas células producidas. Esas mutaciones condujeron al desarrollo de formas de vida cada vez más complejas.
    • El medio ambiente también ejerció un proceso de “selección natural,” en el cual los diferentes organismos más aptos para ese medio ambiente sobrevivieron.
    • Continuó habiendo más mutaciones por medio de procesos espontáneos y sin la intervención o dirección de nadie, los cuales produjeron formas de vidas más y más complejas.
    • Eventualmente y después de muchas especies, surgió un primate y por medio de mutaciones genéticas y el factor del medio ambiente la forma más compleja de vida, el ser humano, llegó a existir. Así fue como el ser humano entró en la escena, por medio de este proceso de mutación y selección natural de millones de años.

Si aceptáramos estas teorías, rápidamente nos uniríamos a la conclusión de estos científicos y ateos de que Dios como creador es algo que contradice a la ciencia e innecesario. Concluiríamos con ellos que Dios no es más que una idea inventada o ilusión del hombre. ¿Cuál debe ser nuestra respuesta? Nuestra respuesta debe ser que la Biblia no acepta esta teoría y por consiguiente tampoco los cristianos. Las Escrituras ofrecen una enseñanza verdadera y confiable en relación con el origen de todas las cosas y se resume, en una palabra: creación.

¿Qué enseña la Biblia sobre este asunto?

La Biblia niega el Big Bang al igual que la macro evolución de manera rotunda. Por ejemplo y contrario a lo que estos científicos ateos proponen, la ciencia bien hecha, especialmente la astronomía y física muestran que la materia y energía tuvieron un PRINCIPIO. De manera que, si la materia tuvo un inicio junto con el tiempo, eso quiere decir que hay una causa detrás de su existencia. ¿Cuál es esa causa?

La Biblia contesta afirmando la existencia eterna de un sólo Dios y no la eternidad de partículas químicas. De acuerdo a las Escrituras este poderoso Dios, por su libre voluntad, decidió crear la realidad física ex nihilo (i.e. a partir de la nada; sin usar materiales preexistentes) y en un acto directo y especial crear también al hombre y a la mujer.

Apocalipsis 4:11 relata: 11 «Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas; por tu voluntad existen y fueron creadas.»

Génesis 2:7 dice: Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente. Posteriormente, el Señor creó a la mujer. Moisés escribe: 21 Entonces Dios el Señor hizo que el hombre cayera en un sueño profundo y, mientras éste dormía, le sacó una costilla y le cerró la herida. 22 De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre (Gen.2:21-22).

Estos últimos versículos enseñan de manera clara que hay un creador y que el hombre y la mujer fueron hechos por ese creador, quien es un Ser personal y eterno, llamado YHWH. De hecho, estos versículos nos muestran al Señor formando, por medio de una intervención directa y personal, los cuerpos de Adán y Eva. Esto implica que sus cuerpos no crecieron ni experimentaron un proceso evolutivo de millones de años. Mas bien, Dios los creó adultos y una vez formados, les sopló aliento de vida y entonces llegaron a ser los primeros seres humanos y nuestros primeros padres.

¿Qué implicaciones tiene creer en estas teorías seculares?

Si aceptamos la teoría del Big Bang y del neodarwinismo, aceptamos no sólo que Dios no existe sino también que la vida no tiene un propósito de existencia, ya que según ellos el hombre vino por medio de un proceso espontáneo y sin nadie que le asignara algún fin o propósito de vida. Sin embargo, la respuesta bíblica es que el hecho de haber sido creados por Dios implica que Él nos ha dado una razón de existir, ya que todo lo que el Señor hace, lo hace con un propósito. ¿Cuál es ese propósito? Glorificarlo en todas las áreas de nuestra vida. Ahora bien, los dos errores que debemos evitar sobre este punto son los siguientes:

  1. Creer que el Señor creó al hombre porque estaba sólo y quería a alguien con quien relacionarse. Esto no puede estar más lejos de la verdad. Uno de los atributos divinos que no nos permite pensar de esta manera es el de la independencia o aseidad de Dios. Cuando la Biblia enseña que el Señor es independiente, está diciendo que Dios existe por sí mismo y no necesita de nada ni de nadie para su existencia, para ser quien es, ni para alguna otra cosa. Al contrario, el universo y todas las criaturas dependemos de Dios para nuestra existencia y para todo. Así que, Dios no nos creó porque nos necesitara para poder sentirse feliz o pleno. Además, Dios es Trinidad, lo cual significa que él siempre ha existido en tres personas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y dentro de la comunidad Trinitaria siempre ha habido amor entre ellos, deleite el uno hacia el otro y comunión. Una vez más, Dios no nos creó porque necesitara de amor o compañerismo, él es eternamente feliz y vive en comunión gozosa con los miembros de la Trinidad.
  2. Pensar que Dios creó al hombre porque estuviera obligado a crearlo. Recordemos que él es soberano y libre. Estos atributos divinos quieren decir, que él hace lo quiere y como quiere, siempre y cuando esté en conformidad con su santo carácter. La creación del hombre fue un acto libre de la voluntad de Dios. Es decir, él quiso voluntaria y libremente crear al hombre.

¿Entonces, por qué creo Dios al ser humano y a todo lo demás? El Señor lo creó para su gloria. Como diría el apóstol Pablo: Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén (Rom.11:36).

Por último, si abrazamos estas teorías, aceptamos no sólo que la existencia de Dios es innecesaria y que el hombre no tiene un propósito mayor para vivir, sino también que la moralidad no tiene sentido; que no hay una moral objetiva y por lo tanto, caeríamos en un mar de relativismo.

Como podemos ver, hay mucho en juego al negar la existencia del Dios la Biblia. Por consiguiente, compartamos con otros la buena noticia de que existe un creador; de que existe un Redentor que nos puede dar luz en medio de nuestra oscuridad. Alcemos nuestra voces y anunciemos el evangelio de la salvación en Cristo.

Licenciado en Sagrada Teología del Seminario Teológico Presbiteriano San Pablo de Merida, Yucatan y profesor del mismo desde el 2015 en las areas de Biblia y Teología. Pastor ordenado por la Iglesia Nacional Presbiteriana de Mexico desde el 2015 y autor del libro Post tenebras, lux: Recobrando la doctrina reformada. Puedes seguir su contenido en https://www.facebook.com/SoliDeoGloria8/

Otros artículos

Nota Informativa:

Estimado lector:

El siguiente comunicado es para recordar que nuestro sitio web esta en proceso de actualización, por lo que solicitamos sus oraciones.

Esperamos concluir el proceso en Octubre 2020, por lo que en el transcurso puede experimentar inoportunos cambios en el formato.

Si necesita alguna asistencia, no dude en contactarnos.