21 May 2019

Historia de la Iglesia (el Islam y el Cisma del 1054 d.C.)

La baja Edad Media no sólo presenció las invasiones germánicas en el Occidente y las controversias cristológicas en el Oriente, también fue testigo del origen y crecimiento del Islam y del cisma definitivo entre la Iglesia de Occidente y la de Oriente. ¿Cómo ocurrieron estos eventos?
Por Pbro. Luis García

La baja Edad Media o la era de las tinieblas como la llama el historiador Justo González no sólo presenció (como hemos visto en los artículos anteriores) las invasiones germánicas en el Occidente y las controversias cristológicas en el Oriente, también fue testigo del origen y crecimiento del Islam y del cisma definitivo entre la Iglesia de Occidente y la de Oriente. ¿Cómo ocurrieron estos eventos?

El Islam

Mahoma, quien es fundador del Islam, comenzó su carrera religiosa aproximadamente en el año 610 d.C. De acuerdo a la tradición islámica, Mahoma recibió a lo largo de su vida revelaciones de Alá (que es la traducción árabe del término Dios), a través del arcángel Gabriel en las que le comunicaba el secreto de la verdadera fe. Dichas revelaciones fueron eventualmente registradas en el libro sagrado del Islam, el Corán. Durante su liderazgo religioso y político, Mahoma ejerció dominio y presencia sobre gran parte de la península de Arabia. Su vida terminó en el año 632 d.C. siendo considerado entre los musulmanes como el más importante profeta de Dios.

Tras su muerte, sus sucesores continuaron su política de expansión militar. Con increíble rapidez, el Islam conquistó el antiguo Imperio Persa, con lo cual se extendió hasta las fronteras de la India, y buena parte del Imperio Romano, tomando ciudades de suma importancia para el cristianismo como Damasco (635 d.C.), Antioquía (637 d.C.), Jerusalén (638 d.C.), Alejandría (642 d.C.), Cartago (695 d.C.) y hasta España (711 d.C.).

Por fin, cien años después de la muerte Mahoma, los francos lograron detener su avance en la batalla de Tours (732 d.C.).

Estas conquistas tuvieron consecuencias tristes para el comercio y las letras, de modo que la Europa occidental quedó aún más apartada que antes de las antiguas fuentes del conocimiento. Por ejemplo,

  • debido a estas invasiones se interrumpió el comercio entre Egipto y Siria, y el de Constantinopla con Italia. Uno de los efectos de esto fue que escaseó el papiro, y por consiguiente, los manuscritos tuvieron que empezar a copiarse en pergamino.
  • También las conquistas musulmanas le arrebataron a la cristiandad varios de sus más antiguos centros de difusión y pensamiento, entre ellos: Jerusalén, Antioquía, Alejandría y Cartago. En consecuencia, sólo dos ciudades quedaron que podrían disputarse la supremacía sobre el mundo cristiano: Roma y Constantinopla.

Carlomagno: un nuevo emperador

Al mismo tiempo que el Islam lograba su mayor expansión territorial, surgía en Europa occidental un nuevo poder político encabezado por Carlomagno, a quien el papa coronó como «emperador», pretendiendo con esa acción resucitar el viejo Imperio Romano y aunque el nuevo imperio nunca fue lo mismo que el antiguo, el titulo (y a veces el poder) continuó existiendo por siglos.

El resultado de todo esto fue cierta medida de orden y de bienestar a los territorios que gobernaban. Además, hubo cierto despertar en los estudios y en la vida monástica. A consecuencia de ello, hubo también una nueva actividad teológica que se manifestó en una serie de controversias sobre temas tales como la predestinación, la perpetua virginidad de María, la naturaleza del alma, la presencia de Cristo en la comunión, entre otros más.

Sin embargo, este renacimiento carolingio duró poco. Debido a las conquistas musulmanas, la economía europea se cerró sobre sí misma. Es decir, el comercio decayó y el dinero prácticamente desapareció. La única fuente y expresión de riqueza era la tierra. De allí surgió el sistema feudal, en el que en lugar de grandes estados la tierra se dividió entre «señores» que la recibían de otros, y a su vez se la daban a otros. Cada señor les debía sumisión a varios otros, y la guerra entre pequeños señores se volvió endémica.

En el Oriente

Debido a las invasiones de los musulmanes, el Imperio Bizantino perdió todos sus territorios en África y casi todos los que tenía en Asia. Por ello, sus misioneros y diplomáticos se dirigieron hacia el norte y el nordeste, es decir, hacia Europa central y hacia Rusia. Aunque los bizantinos trataron de hacer valer su hegemonía en Europa central, en casi todos los casos esos países, al hacerse cristianos, optaron por unirse a la iglesia de Roma más bien que a la de Constantinopla. Las principales excepciones fueron Bulgaria y Rusia.

La ruptura entre Oriente y Occidente

El rompimiento entre la iglesia del Oriente y Occidente tuvo dos fases. La primera fue una división debido a la disputa entre la palabra “Filioque,» que significa “y del Hijo,» la cual la Iglesia Occidental añadió al Credo Niceno, quedando de esta manera: el Espíritu Santo procede «del Padre y del Hijo«. Adición que los del Oriente no consideraron bíblica. Por esa causa (y otras) hubo un cisma en tiempos del patriarca Focio en siglo IX. Pero la ruptura definitiva tomó lugar en el año 1054 d.C., cuando el Cardenal Humberto, en representación del Papa, declaró hereje al Patriarca de Constantinopla, y rompió la comunión con él y con toda la iglesia que le seguía.

Conclusión

Como podemos ver, en este periodo de la historia de la Iglesia se originaron dos grupos que hasta el día de hoy tienen presencia y dominio, el Islam, que hoy es considerado la segunda religión más grande del mundo y la Iglesia Católica Ortodoxa conocida también como la Iglesia oriental católica.


Referencias

González, J.L. ( 1995) Bosquejo de Historia de La Iglesia. Decatur, GA: Asociación para la Educación Teológica Hispana.

Licenciado en Sagrada Teología del Seminario Teológico Presbiteriano San Pablo de Merida, Yucatan y profesor del mismo desde el 2015 en las areas de Biblia y Teología. Pastor ordenado por la Iglesia Nacional Presbiteriana de Mexico desde el 2015 y autor del libro Post tenebras, lux: Recobrando la doctrina reformada. Puedes seguir su contenido en https://www.facebook.com/SoliDeoGloria8/

Otros artículos

Nota Informativa:

Estimado lector:

El siguiente comunicado es para recordar que nuestro sitio web esta en proceso de actualización, por lo que solicitamos sus oraciones.

Esperamos concluir el proceso en Octubre 2020, por lo que en el transcurso puede experimentar inoportunos cambios en el formato.

Si necesita alguna asistencia, no dude en contactarnos.